sábado, julio 30

Test: Garmin Forerunner 305

Hace tiempo que no escribía ninguna entrada con test de productos, y ya tenía ganas de contaros mis impresiones sobre el famoso Garmin Forerunner, concretamente el 305. No es precisamente una novedad en el mercado (lleva cerca de tres años), así que si ya tenéis un GPS probablemente todo lo que os cuente aquí no os sorprenda mucho. Pero quizá por eso ahora es más interesante, ya que el precio va bajando y las prestaciones son má que suficientes. El precio se mueve entre 140 y 200 euros dependiendo de dónde lo compréis. Alguna web llega a promocionarlo por 65 euros... pero a la hora de verdad, te clavan más de 200.
He querido esperar a conocerlo bien antes de escribir este 'test', por aquello de ser minimanente riguroso. Así que antes de nada, he corrido con él cerca de 140 km y he probado los diferentes accesorios, básicamente pulsómetro y el software Garmin Trainer. En cuanto a las superficies, he corrido aproximadamente un 30% por carretera, un 50% por caminos y un 20% por senderos de montaña. También he corrido una carrera popular de 10 km.
Lo que más nos interesa a todos de un GPS es la precisión. En este sentido tengo que decir que el Garmin cumple con creces. Corriendo una carrera de 10 km por asfalto, mi Garmin marcó 9,89 km. Luego me enteré de que esa es la distancia que marcaban los gps de todos los corredores que corrieron, y esa uniformidad de datos es una buena señal. A lo largo de estos 140 km no he notado en ningún momento ninguna anomalía en este sentido (ya sabéis, esos misteriosos kilómetros que salen sorprendentemente rápidos...). Suelo correr por una carretera donde hay un túnel de hormigón. Durante unos segundos, se pierde la señal del satélite, pero en cuanto salgo del túnel, el Garmin recalcula al momento la distancia recorrida.
Lo mismo puedo decir del pulsómetro: no he observado nada extraño. Mis pulsaciones son las mismas que medía con otros aparatos.
Lo interesante del Garmin y otros relojes similares es el análisis de datos. Ya os adelanto que personalmente no he sido nunca un fan del 'hiperanálisis', entre otras cosas porque no soy un corredor de élite. Pero es verdad que analizar un poquito los datos te permite conocerte un poquito más y mejorar tu rendimiento. Por ejemplo, yo sé que a partir de 170 pulsaciones mi cuerpo empieza a pedir tregua, así que si corro por montaña, ahora sé que cuando supero las 160-165 tengo que controlar para que no suban mucho más, y con el Garmin es mucho más fácil tener la información al momento.
El Forerunner 305 permite bajar los datos desde el reloj hasta el ordenador a través de un cable USB. Hay que instalar un software (incluido en el pack, como el cable y el cargador) que permitirá ver gráficos con el total de kilómetros recorridos, el ritmo, la frecuencia cardíaca, la altitud o incluso mapas con el recorrido hecho. Se instala en menos de un minuto, por cierto. También podremos comparar varios entrenamientos en el mismo gráfico, cosa muy interesante para observar la diferencia de ritmo cardíaco, por ejemplo. El gráfico que os adjunto es un ejemplo real de un entreno de 12 km que hice hace una semana. He leído en algún sitio que el Garmin no es 100% preciso en cuanto a la medición de altitud, pero yo personalmente no he tenido esa impresión. Al contrario.
Si sois de los que os da pereza manejar datos en el ordenador, tranquilos: en el mismo reloj podréis ver los datos básicos: distancia recorrida, ritmo medio, tiempo por kilómetro, mejor ritmo, frecuencia cardíaca, etc. Hay algunas cosas que podemos configurar a nuestra medida en el Garmin, como las alertas en el tiempo de kilómetros. Basta con introducir nuestra preferencia en el reloj (medición por km, o por milla, o cada 5 km...). También hay alertas de ritmo y de frecuencia cardíaca por si queremos que el reloj nos avise cuando vamos demasiado rápidos, o si pasamos un determinado límite de pulsaciones, por arriba o por abajo.
Hay otras muchas posibilidades interesantes, como por ejemplo una opción de competir contra un adversario imaginario; esto puede ser útil si queremos hacer un entrenamiento más o menos largo en un determinado tiempo (por ejemplo, 10 km en 45 minutos) con la ayuda de un 'sparring' ficticio.
Para que no se diga, comentaré también algunas cosas que en mi opinión son mejorables.
La primera es la estética del reloj, que es un poco aparatoso, pero esto va a gustos.
Otra cosa es la captación de satélites. En mi caso, a menudo me cuesta unos minutos captar la señal. Es posible que viva en una zona dificultosa para la captación de señal, y la verdad es que he ido leyendo por ahí que este Garmin capta sin problemas las señales. Bueno, como os digo, es mi caso, y en todo caso os estoy hablando de una molestia mínima, que a veces me obliga a caminar dos o tres minutos esperando. Hace un par de días, en la carretera de las Aigües, tardó 1 minuto en captar la señal, es decir, nada importante.
He observado también que cuando el entrenamiento se alarga más de una hora desaparecen los segundos (el reloj nos enseña las horas y los minutos que llevamos). No tendría mayor importancia si no fuera porque a lo mejor necesitas saber esos segundos para bajar de 1h30 en media maratón, por ejemplo. O de 3h en maratón. Es posible que exista la opción de configurar el segundero. Si es así y no lo he encontrado, os pido disculpas.
Por último, lo que no es muy fiable es la información sobre el ritmo más rápido o el pronóstico de ritmo para ese km. Os pondré un ejemplo: mi ritmo habitual de entrenamiento para distancias de 8-12 km es de 5'15"-5'20"/km. Al acabar, el Garmin dice que en algún momento he llevado ritmo de 3'15", lo cual no tiene mucho sentido. Es posible que haya sido así durante tres segundos, pero en cualquier caso debería 'filtrar' esos saltos irrelevantes porque te dan informaciones erróneas. Esto ya es más grave cuando vas corriendo una carrera y el Garmin te pronostica un ritmo por km mucho más rápido del que realmente llevas. Como os decía, son cosas sin demasiada importancia, porque al fin y al cabo todos sabemos cuándo vamos a 5'30" y cuándo corremos a 3'30", pero creo que es algo que Garmin debería corregir (tal vez lo haya hecho en su flamante Garmin 610 de pantalla táctil, no lo sé). Para ser justos, tengo que decir que ese 'pronóstico' se va corrigiendo sobre la marcha, y en el caso de carreras lisas probablemente funciona a la perfección. Simplemente, es una pequeña cosa a tener en cuenta.
En resumen, el Garmin Forerunner 305 es un muy buen aparato, extremadamente útil y práctico, y yo creo que a un precio correcto.

8 comentarios:

Angel Luis dijo...

Yo lo tengo hace dos años y la verdad sea dicha muy contento. No me ha dado ningún problema y para mi uso, es ideal. Ahora sí, es un poco trasto en cuanto al tamaño.

Saludos.

Blogger dijo...

Gracias Ángel, ya veo que más o menos coincidimos!

Gustavo Piacenza dijo...

Hola !!
Lo tengo hace muy poco y la verdad que siempre le ando descubriendo algo nuevo. Para mí es espectacular cierto que otros no los conozco personalmente en el uso.
Es muy completo, qué más se necesita...
Con tu permiso te sigo por tu blog

Saludos.
Gustavo.

Novatillo total dijo...

No conocía tu blog. Menos mal que te pasaste por el mío. Me quedo, vale?
Saludos

Miguel Mij-Mij dijo...

Yo tengo el 405 hace 2 años y medio y coincide en la mayoría de lo que comentas con el 305, eso sí con GPS la batería ya me llega escasamente a las 2 horas recien cargada, lo que hace que tenga que cargarla antes de cada entreno. Buen blog. Te sigo

Blogger dijo...

Hola, Miguel
Pues sí que es un rollo eso que cuentas de la batería. Yo no he calculado cuántas horas dura la mía, pero desde luego son más de dos horas.
Gracias por seguirme, ya sabes dónde estoy :-)

Anónimo dijo...

La Verdad es gigante, es como andar con un ladrillo en la muñeca, parece un televisor, es de terror, mala compra, una cagada

Clari dijo...

ahora que empece a correr este garmin me serviriía para medirme el tiempo y ver los avances. donde se puede conseguir? hay de mujer?